Diócesis de Zárate – Campana

Próximos a la fiesta dela Catedrade San Pedro, el próximo 22 de febrero, cabe destacarla este año principalmente por dos motivos, la renuncia  en estos días por el Romano Pontífice, Sucesor de Pedro, y por lo tanto cabeza visible dela Iglesia, a su oficio de Obispo de Roma y Pastor universal, como por la nueva imagen, aunque de antigua data, entronizada en la co catedral de Belén de Escobar.

 

El 22 de diciembre de 2012, Cuarto Domingo de Adviento, el obispo de Zárate-Campana, monseñor Dr.Oscar Sarlinga, inauguró el nuevo retablo lateral de la iglesia co-catedral de la Natividaddel Señor, donde fue entronizada la imagen de san Pedro que acompañó la apertura diocesana del Año de la Feel 12 de octubre en la solemne concelebración habida en el atrio de la iglesia parroquial de Ntra.Sra. del Pilar (Pilar), y le fuera ofrendada a esos efectos poco tiempo antes. La imagen en madera noble, tiene las llaves y las cartas apostólicas, y ostenta una mitra en forma de tiara, – mitra-tiara del III milenio- como gusta llamarla quien escribe esta nota, ya que mantiene el rico simbolismo de la tiara papal, a la que aludiremos en otro momento, y sigue la práctica implementada por el actual Romano Pontífice, Benedicto XVI, el primer papa elegido en este III milenio.

En su homilía, centro de una ceremonia brillante no obstante la gravedad del Adviento, el señor obispo se refirió a la sagrada imagen, que data del siglo XVIII, es una de las pocas del Apóstol San Pedro que se encuentran en la diócesis: tan solo hay dos en la capilla de San Pedro, en el barrio de Villanueva, y una en la parroquia Nuestra Señora de Luján y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, de la ciudad de Campana.

La imagen ubicada junto al altar proviene de la catedral de San Isidro, según se estableció a través del documento de donación. La otra, más pequeña, es obra del renombrado artista Etienne Guillaume, datada a principios del siglo XX, y tiene su sello. La tercera, hace pareja con San Pablo, provienen de los Talleres Domus Dei, de Italia, y llegaron a la diócesis en el año 1997. de ambas hablaremos en otro momento.

 

Acercándonos al 22 de febrero, Fiesta dela Catedrade San Pedro, lo importante de todo esto, más allá de lo anecdótico,  destacar la necesidad y la valoración del Primado de Pedro, del cual el Romano Pontífice es sucesor, Obispo de Roma y de todala Iglesia, garante de esa FE apostólica, y maestro de los maestros de esa FE.La Iglesia, Pueblo de Dios, tiene en el Episcopado Universal con el Papa de Roma en su vértice, la suprema autoridad de magisterio, enseñanza y gobierno. El eje de todo ese sistema de fe no es el emperador, ni otro modo de poder civil cristiano o no cristiano, ni un concilio local, ni un partido político, ni el sufragio popular, ni los delirios de un “iluminado”, ni nadie, salvo aquel a quien Jesucristo, Divino Fundador estableció como <roca> para <confirmar> enla FEal rebaño ya sus pastores. La renuncia de un fiel cristiano por agotamiento, no significa claudicación alguna, sino valentía en admitir la disponibilidad a los ojos del Señor en el ejercicio del <ministerio petrino>, ya señalado. Esta fiesta resume dos fiestas anteriores, ya celebradas desde el siglo IV, la cátedra de Pedro en Roma (18 de enero) y la de Antioquía- ya que en esta ciudad siro-romana estableció su primer traslado desde Jerusalén y se mantuvo un período de tiempo. Ambas fiestas se resumen en una, a partir de la década de 1960, de mayor y hondo sentido teológico y devocional,la CATEDRA, a secas, de Pedro, su función de cabeza visible que hereda el obispo de Roma del mismo apóstol, que acabamos de referir.

 

Como detalle y a manera de florecilla, quisiera recordar que el altar de la iglesia parroquial de San Isidro Labrador (Lima-Zarate), está edificado sobre reliquias de diversos santos, y en particular, una rótula entera de San Lino sucesor de San Pedro en Roma, y como el mártir. La misma me fuera entregada por el R.P. Dr. Umberto Fasola (Barnabita) quien fuera director de Catacumbas Pontificias e Italianas, en el año 1973.

 

Feliz iniciativa y realización ésta del retablo del Príncipe de los Apóstoles en nuestra co catedral de Natividad del Señor. Y que las oraciones  del Apóstol Pedro nos acompañen en nuestro itinerario de vida cristiana. Proteja y acompañe a nuestro Papa Benedicto en su nueva etapa a partir del 28 de febrero, y nos  haga reconocidos para con èl y con todos los que entregan todo al Señor.

NESTOR DANIEL VILLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *